REGRESIVA

18600943_776365472539316_879897526_n

Manteniéndonos entre ríos sin profundidad, luchando por salir con las puertas abiertas y las ventanas sin cierre. Cantamos, amamos lo endeble y nos rompemos. Suerte, decían, caminando entre los huesos de nuestra voluntad, qué desdicha. Llegamos demasiado lejos para morir, ¿Qué acaso no era lo que queríamos? Si amamos el cielo, sólo para pecar con el infierno.

Nos lanzamos hacia arriba, sin protección, esperando desintegrarnos para no volver a ser los mismos; viviendo otras vidas, en otros cuerpos, todo al mismo tiempo. Buscando pasiones y encontrando decepciones, sin querer volver jamás a casa, con la lluvia recorriendo nuestro cuerpo, sin que una gota conozca el suelo. Siendo presos del frenesí, lo etéreo nos hace suyos con temor. ¿Qué nos falta? Estamos bien, como siempre quisimos. ¿Para qué querer la gloria, encontrándote en la miseria? Sabiendo que todo lo que amamos se ha ido, y nos derrumbamos sólo para verlo volver.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s